Advertir… el primer paso

Dos jugadores compañeros  comentaban textualmente en voz baja si “era o no legal que el árbitro amonestara de palabra a un rival por realizar una simple incorrección”. Uno de ellos argumentaba, “que era mejor mostrar la tarjeta amarilla y listo, así se acababa el problema”. No obstante, las advertencias, llamados de atención o amonestaciones verbales o como se quieran llamar son una herramienta poderosa que les ayuda a los árbitros a controlar el partido, pues con éstas corrigen ciertos comportamientos de los jugadores y previenen futuras acciones inadecuadas.

Potestad para prevenir      

Todos los árbitros  pueden hacer uso de su potestad para “advertir verbalmente”,  término correcto a utilizar, a los jugadores, de forma breve y cuando  vean oportuno corregir algún comportamiento anómalo o improcedente, que pueda influir en el desarrollo normal del partido, ésta no debe en ningún caso calificarse como amonestación, reglamentariamente hablando,  sino como un pequeño “llamado de atención”, o prevención para evitar una tarjeta amarilla. Llamar la atención o aleccionar a un jugador, puede ser el detonante para que el jugador retome el camino de una buena gestión en campo de juego.

Dependiendo el momento   

La advertencia puede ser efectiva, dependiendo del momento en el que se haga, pues el árbitro no puede pasársela todo el partido advirtiendo porque perdería credibilidad, por tanto una vez hecha si el deportista no cambia su forma de proceder, siempre será mejor mostrarle la tarjeta correspondiente. Los comúnmente denominados “llamados de atención o simples advertencias verbales” no constituyen una sanción disciplinaria propiamente dicha, en consecuencia el silbato deberá hacer entender claramente a los jugadores que después del apercibimiento que es la sanción más leve que habrá que efectuar máximo dos veces, tomará el correctivo disciplinario estipulado en el reglamento.

Corta y razonada

Una prudente observación hecha a tiempo y en casos concretos, puede evitar una tarjeta amarilla o una roja, porque se debe entender que si el diálogo corto y razonado favorece el desarrollo de un partido sería poco acertado prescindir de él. Así mismo  si el árbitro tiene un criterio distinto y recurre a las tarjetas para castigar imprudencias de poca importancia, lo más probable es que se vea inmerso en una turbulencia de castigos innecesarios, lo cual no lo acredita precisamente por su buena actuación, salvo casos que sean por justa razón y de mayor trascendencia.

Para evitar tarjetas

El fútbol es ante todo un juego entre seres humanos en donde están presentes el esfuerzo físico, la habilidad y también las pequeñas incorrecciones que lógicamente deben ser reprendidas conforme a la importancia que puedan tener en el juego; unas veces será suficiente la simple advertencia y otras el castigo disciplinario. Debido a que existe cierta obsesión por las tarjetas cuando el culpable pertenece al equipo rival, mas no cuando se le muestran al propio, pues son consideradas “injustas”; el árbitro deberá saber administrarlas y por ello la reconvención verbal deberá ser el primer paso a dar.

El árbitro perfecto

¿Existe el árbitro perfecto? ¿Qué debe tener un silbato para vencer los límites del cuerpo humano? ¿Sólo es cuestión de talento, de un riguroso entrenamiento o de un trato amable a los jugadores?

Claves de formación

Muchos especialistas creen que hay que desarrollar tres aspectos fundamentales a la hora de formar  árbitros para que alcancen la excelencia, primero, el entrenamiento, que debe tener en cuenta aspectos físicos, técnicos y de ubicación; segundo, la nutrición, basada en cantidad, calidad y adecuación para cada arbitro; y tercero, el entrenamiento invisible que son las condiciones de vida o hábitos saludables que el juez practica, como el no fumar, tomar o dormir adecuadamente. Sin esos tres factores, un silbato con talento natural podría convertirse en sólo una promesa incumplida.

Humanos y no robots

¿Entonces puede existir el árbitro perfecto? La respuesta es sencilla, es muy difícil que exista alguno. Los juzgadores son humanos y no robots. Siempre habrá un déficit de algo. Se hace de todo para que los árbitros sean de élite, el mejor, pero que llegue a ser perfecto es imposible. Pensemos en Pierluigui Collina, uno de los árbitros que fue mayor potencia del mundo y que más de una vez  salio derrotado de la cancha. El día que exista un juez perfecto será cuando los errores jamás ocurran en un campo de juego, o sea nunca.

La mente ayuda

Lo que un silbato piense sobre sí mismo también es muy importante. La parte psicológica es fundamental. Si un árbitro no tiene la convicción de que destacará en el deporte, está perdido. Muchos árbitros que se han sobrepuesto a diferentes calamidades y han alcanzado el arbitraje elite es una prueba de ello. De hecho, muchos no sólo piensan en arbitrar, también su entrenamiento invisible es el mejor pues jamás se involucran en escándalos de ningún tipo.

Luchar por ser

El árbitro que más se acerca a perfecto es aquel que es firme,  justo y con talante. No le inmutan los accesos emocionales ni los ladridos de los aficionados, es aquel que reúne genética, talento, nutrición, entrenamiento, integridad y, por supuesto, mentalidad exitosa. La búsqueda del árbitro perfecto quizá termine por ser una suma exacta y equilibrada de cosas que todo juez debe luchar por conseguir.

Las dos tarjetas de Marco

Marco Antonio Rodríguez, árbitro mexicano que este miércoles anunció su retiro, recordó con ESPN cuando en el Apertura 2011 mostró al mismo tiempo dos tarjetas amarillas para amonestar de manera simultánea a Héctor Mancilla por parte de Tigres y Carlos Morales por Santos. El ex árbitro indicó que no lo hizo para llamar la atención de los medios, ya que simplemente fue una reacción del partido.

¿Por qué Chiquimarco salía con dos tarjetas amarillas?”En ese momento veo que los jugadores se están provocando, les llamo la atención y los hago venir. Yo siempre saco la tarjetas de los amonestados, y de repente veo que no tenían amarilla, y se las saqué para tener control de juego, pero fue una reacción de que ambos estaban amonestados y nunca pensé que esto fuera un escándalo, ni quise llamar la atención ni mucho menos”, aseveró.

‘Chiquimarco’ asegura que aprendió a siempre llevar dos tarjetas amarillas, por si una de ellas se le perdía, o se le olvidaba, y el motivo principal fue por un curioso incidente que tuvo con un jugador, cuando dirigió un compromiso en Zacatecas.

“Yo siempre usaba dos tarjetas amarillas y se da esto porque una vez en Zacatecas, cuando jugaba el Real Sociedad, estábamos a no sé cuántos grados bajo cero mis manos estaban congeladas y entonces el jugador cuando lo voy a amonestar me quito la tarjeta, no en mala onda pero pidiéndome que no lo amonestara, y yo le dije que me diera la tarjeta y el jugador se río y me entregó la misma y no pasó nada. Pero a partir de ahí me quedé pensando si un día se me olvida o cuando vas al baño a medio tiempo y de repente ya no lo tienes entonces siempre tienes una de reserva”, expresó.

Por último, Marco Antonio indicó que la Comisión le aplicó un duro castigo pero aclaró que no tiene resentimientos, al contrario, señaló que aprendió una lección importante.

“Gracias a Dios pude salir adelante, la gente de las autoridades me apoyaron y confiaron en mí, tuve una sanción importante pero aprendí de la misma y fue una anécdota de la carrera deportiva”, acotó.

Sincronice su reloj biológico

Muchas de las funciones vitales del organismo del árbitro son dirigidas por sistemas muy complejos, donde células y otras sustancias “obedecen” y “siguen el ritmo” de un mecanismo preciso y constante, esto es lo que conocemos como el reloj biológico, el cual, si llega a fallar, puede ocasionarle a los silbatos importantes trastornos de comportamiento, sueño, depresión, pérdida de la memoria y cansancio, entre otros.

Funciones vitales    

Se trata de sistemas muy complejos donde la actividad de ciertas células y sustancias obedece, como las manecillas y las cuerdas de un reloj, a un mecanismo preciso y constante que cuando falla ocasiona en los árbitros trastornos de sueño, depresión o esfuerzos especiales con el solo fin de “ajustarse”, por ejemplo, a los horarios de otros países. En resumidas cuentas  un sinnúmero de funciones vitales dentro de nuestro organismo son dirigidas por el ritmo de lo que se conoce como nuestros “relojes biológicos”.

Bajo rendimiento

Existe una disciplina de la ciencia que se encuentra en pleno desarrollo llamada “cronobiología”, que estudia cómo influye el tiempo en los ritmos biológicos.  Así, por ejemplo, se ha podido establecer que el funcionamiento del reloj biológico puede resultar determinante para explicar el por qué del bajo rendimiento que muestran muchos árbitros internacionales cuando tienen que viajar al otro extremo del planeta para participar en alguna competencia. Como se pueden dar cuenta, es una cosa que va mucho más allá de las explicaciones convencionales sobre la táctica y la técnica arbitral.

Síntomas primarios

Anda cansado, con sueño, medio despistado, pierde la memoria y hasta le da hambre a horas que jamás se le habría ocurrido comer algo… ¿Y le sucede lo mismo cuando se producen los cambios de hora? ¿Le ha sucedido alguna vez que, al viajar  le cuesta muchísimo adaptarse a su horario? Hace aproximadamente 30 años se descubrió que la alteración o desaparición de un pequeño sitio del cerebro, llamado núcleo supraquiasmático, altera los ritmos del organismo, dicho hallazgo fue la primera evidencia de que en el cerebro hay un reloj maestro que rige muchos de nuestros mecanismos básicos

Preguntas y respuestas

¿Qué cómo funciona el reloj biológico? Se podría describir en tres palabras, nadie lo sabe ¿Será una especie de reacción química periódica en nuestro cuerpo? En ese caso el reloj debería variar con la temperatura o con las drogas? No es verdad. ¿O será que está sincronizado con sutilísimos ritmos del mundo exterior que persisten aun cuando eliminemos las variaciones de luz y temperatura? Puede ser, pero en ese caso desconocemos todavía la naturaleza de esos ritmos ¿Por qué se altera el reloj biológico? Nuestro actual ritmo de vida dificulta el seguimiento de los ritmos biológicos. Estimado lector, ¿tiene usted sincronizado su reloj biológico?

Manos importantes

A los árbitros les resulta imposible hacer gestos con las manos, estos miembros son fundamentales en el ejercicio de su labor, asi lo demuestra un estudio.

A todos los árbitros les resulta prácticamente imposible dirigir un partido sin hacer simultáneamente gestos con las manos – léase bien, gestos- distinto a las señales que hace con ellas ¿Alguna vez ha notado esta situación?, aunque la mayoría cree que es una situación común y sin ningún tipo de trascendenciala realidad es que le ayudan a resolver inconvenientes.

 Ayudan a resolver problemas

Sin embargo, un estudio realizado en  la Universidad de Chicago en Estados Unidos sugiere que, lejos de ser un detalle sin importancia, estos gestos les aportan una imagen visual de sus propios pensamientos y pueden llegar incluso a cambiar el modo de pensar y lo mas importante, ayudarle a los árbitros a resolver problemas que se le presenten en un partido de una manera  más rápida y con mayor seguridad.

Reafirman las decisiones

En concreto, el trabajo publicado en la revista Psychological Science, reveló que “cuando un árbitro gesticula para explicar una acción, tiene que crear una abstracción (mental) para luego explicarla y representarla mediante movimientos de sus manos” esto con el fin de reafirmar la decisión que tomo, la cual al ser tan rápida le da una mayor seguridad en futuras determinaciones

Modifican el modo de pensar

Dicho de otro modo, según los investigadores los gestos de las manos hacen que el pensamiento del árbitro de turno en el momento de tomar decisiones se concrete, aportando movimiento a la actividad que se produce dentro de su cabeza. Y eso les ayuda a entender mejor los conceptos y  les modifica su modo de pensar. Los gestos con las manos también pueden servir para ilustrar las emociones y actitudes.

Indican estados de ánimo

La forma que tiene un arbitro de mover las manos denota su estado de ánimo y su nivel de fatiga. Generalmente los árbitros socialmente habilidosos gesticulan con sus manos más que los que no lo son, los expertos recomiendan utilizar las manos para así transmitir  franqueza y seguridad. Pero el árbitro tampoco debe exagerar  los movimientos pues puede desviar la atención los jugadores y aficionados y llevar a confusiones o a denotar que esta regañando. Estos movimientos deben ser siempre sobrios y hacerse los estrictamente necesarios. Que importantes son las manos, ¿no les parece?

¿Toma decisiones coherentes?

Uno de los problemas que  enfrenta un árbitro en un partido es la falta de coherencia en sus decisiones ¿Como son las suyas?

El no aplicar las reglas a los equipos con la misma interpretación, y aunque aparentemente se percibe fácil, la mayoría de veces no lo es. De acuerdo a lo anterior es de vital importancia que un silbato sea capaz de aplicar su conocimiento consistentemente cuando practique el arbitraje.

Sinónimo de justicia                        

Ser coherente en la toma de decisiones es una cualidad que deben tener los árbitros exitosos, pues los jugadores y quienes están alrededor de un partido de fútbol valoran esta condición como sinónimo de justicia. No se puede castigar a un equipo técnica y disciplinariamente en una acción y al otro en una acción similar no tomarle correctivos, lo que se debe hacer es medir a todos con la misma vara y tener en cuenta que situaciones semejantes, se deben juzgar de la misma manera.

Esfuerzo consistente

La coherencia en las decisiones es la ausencia de contradicciones en las mismas, es una de las llaves para lograr que el encuentro termine bien, con ello no se busca que los árbitros piten bien un solo partido, el éxito verdadero y duradero en la profesión requiere de un esfuerzo sostenido y equilibrado en la valoración de las faltas en todos los juegos. Desde esta perspectiva, los jugadores, técnicos y periodistas se sentirán cómodos cuando puedan confiar en que el árbitro hará exactamente lo que ellos piensan que va a hacer, porque ya lo ha hecho anteriormente o porque lo demuestra regularmente.

Cualidad preciada

La consistencia ayuda a simplificar los esfuerzos, a enfocarse en las situaciones de juego, a conocer de forma rutinaria las expectativas que tienen los jugadores y lo más importante, a que ellos sepan a qué atenerse con el árbitro cada vez que les arbitre; todo esto equivale a un impacto positivo en la carrera arbitral ya que cada vez que se los encuentre le facilitarán las cosas. Si bien lo queramos admitir o no, es una realidad evidente que a quienes están alrededor de un partido de fútbol les gusta que el árbitro sea consecuente en sus decisiones.

¿Qué quiere ser?

Si un árbitro es coherente en todas sus actuaciones y procedimientos dentro y fuera de los terrenos de juego encontrará que es mucho más lo que recibe y logra que cuando es inconsistente. La diferencia entre una y otra es tan grande a favor de la coherencia por toda la credibilidad, respeto y notoriedad que adquiere el árbitro, contrario a esto la inconsistencia no lleva a ninguna parte que tenga que ver con el éxito. ¿Usted decide qué tipo de desiciones quiere tomar?

¿Cual es el problema?

Qué hay detrás de la evidente ola de violencia, contra los árbitros ¿El problema es cultural o de herencia familiar?

Los árbitros en el mundo se sienten bajo ataque, se arriesgan a ser insultados, amenazados, perseguidos fuera de la cancha, atacados, hospitalizados y, trágicamente, a ser asesinados. ¿Qué hay detrás de esta evidente ola de violencia, que en gran parte afecta a los árbitros especialmente de las categorías aficionados, cuyo papel es vital para mantener el desarrollo del futbol?

Seguridad y prevención   

En un estudio de la Universidad de Tubingen, en el que se entrevistó a 2,600 árbitros regionales, se mostró que el 40% habían sido amenazados, mientras que el 17% dijo haber sido atacado físicamente. Esas son cifras preocupantes, y  aunque se les debe imponer  castigos a los perpetradores estos no son suficientes . Distintas  Federaciones de futbol reconocen que es necesario encontrar soluciones para evitar las agresiones de sus árbitros y dicen que empezaron a trabajar con protocolos de seguridad y prevención, la educación es la clave.

El problema empieza en casa

Una forma de abordar el problema que se usa comúnmente en Europa es alejar a los espectadores de la línea de banda, por lo que disminuye su influencia sobre los árbitros. Sin embargo, los insultos se han vuelto tan comunes que algunos árbitros han empezado a asumir una actitud agresiva en la cancha por culpa de los padres quienes se violentan. “Los padres definitivamente tienen la culpa”, dice Marta Ruiz madre de dos hijos y quien  ve jugar a uno de ellos en campeonato  aficionado.

Malos ejemplos

Esa falta de respeto a los oficiales del partido proviene de los equipos, los jugadores y quienes ven los partidos, de acuerdo con el periodista Cayetano Ros. “Creo que todos tenemos algo de  culpa, incluso los medios”, dijo Cayetano Ros, quien cubrió la noticia del ataque contra Giner para el diario El País. “Está mejor que hace 20 o 30 años, pero  sigue existiendo la cultura de presionar a los árbitros utilizando las agresiones verbales”. “La violencia verbal y física contra los árbitros es una señal de nuestros tiempos, un espejo de nuestra sociedad. Los valores como el respeto y la decencia a menudo se ignoran”, escribió  ex internacional aleman Herbert Fandel.

Respeto y confianza

“El respeto tiene muchos significados, dentro y fuera de la cancha”, dijo Collina durante la presentación del programa, el año pasado. “El respeto y la confianza entre jugadores y árbitros —que facilita el trabajo del árbitro— o el respeto de los aficionados hacia los jugadores. El respeto es la única vía por la que se llegará a un futuro brillante en el futbol”. A los jugadores y aficionados se les recomienda que “Si muestran un comportamiento malo y amenazador, arruinaran la diversión a los demás y hasta podrían provocar que la gente abandone el juego” para evitar lo anterior lo mejor es respetar la autoridad y tener confianza en los arbitros. La violencia se termina de esta manera, no hay otra forma.

Arbitraje sin rodeos

Una de las conducta que manejan los jugadores en los terrenos de juego, es la de rodear al árbitro,algunas ligas crearon una herramienta para evitarlo.

En algunos países a esta situacion se conoce con el nombre de “corrillos”, esta accion anómala la hacen los deportistas en grupo, pues saben que al árbitro le queda muy complicado amonestarlos a todos, por tal razón llegan a protestar en conjunto.

Norma efectiva   

En varias ligas profesionales como la colombiana y muy recientemente en la estadounidense, en su reglamento de competición establecieron una norma  contra los corrillos en torno a los árbitros, esto para ayudar a los colegiados a mantener la autoridad en los terrenos de juego así como para evitar las protestas de los futbolistas en sus competiciones. Esto porque se ha advertido una creciente exaltación de los ánimos de los jugadores y lo más sorprendente es que son por situaciones innocuas.

Multas económicas

Tras revisar partidos se concluyo que el problema de la confrontación entre jugadores y árbitros era más frecuente que en la liga profesional y como era otra  responsabilidad que tenía que afrontar el colegiado los legisladores aplicaron el sentido común y le dieron una buena mano al árbitro ya que con esto descubrieron que se reducen en gran numero debió a las excelentes sumas económicas de multa que les imponen, así como el ejemplo que dan a las demás categorías del futbol.

Jugadores, técnicos y clubes

Los jugadores en cambio sostienen en su defensa que esto forma parte del natural instinto deportivo, algo por lo que los comités de competición no están dispuestos a pasar. Y para ello han establecido la norma anti-corrillos o la prohibición de rodear al árbitro, para cuyo cumplimiento los árbitros dispondrán de un primer aviso seguido, en el caso de reincidir del reporte en la planilla lo cual conlleva una sanción económica para el jugador, en otros casos para el club y en otros excepcionales para el entrenador del equipo, entendiendo que corresponde a los técnicos la tarea de prohibir a sus jugadores estos actos dentro del terreno de juego.

Siempre que pueda

El único objetivo de toda esta norma es hacer el juego más entretenido y espectacular,  y con iniciativas pioneras en el mundo del fútbol lo más probable es que acabe extendiéndose a Europa y otras competiciones internacionales en el futuro no muy lejano. Ahora lo que si debe tener en cuenta el árbitro es que la herramienta ya está hecha y solo falta que la aplique, pues de nada sirve si no lo cumple y lo registra en la planilla de juego.

Las pruebas fisicas

Las pruebas fisicas se hacen para medir la capacidad relativa de los árbitros y son de responsabilidad personal.

Algunos piensan que se les realizan como una forma de evaluar su condición física,sin embargo, todo árbitro debe estar dispuesto a presentarlas y aprobarlas cada que sea requerido.

Escrito por José Borda

Físicamente aptos    

Algunos árbitros estaban muy cómodos haciendo el test de Cooper y creían que al superarlo estaban en condiciones de dirigir cualquier tipo de partido, sin embargo, un estudio indicó que el beneficio de esta prueba estaba poco relacionado con el rendimiento de un árbitro durante el partido. Debido a esto la FIFA decidió establecer la prueba de repeticiones, aunque es más dura, todo silbato que quiera aspirar a ascender en el ámbito nacional o internacional debe superarlas. Las nuevas pruebas son una medida que les permite estar físicamente aptos para arbitrar.

Actividad en los partidos

De los 90 minutos que se juegan en un partido el 75% del tiempo total del mismo el árbitro se encuentra parado, caminando, trotando y corriendo y el 25% restante realizando actividades de alta intensidad. La condición física específica del partido gira en torno a la capacidad de realizar carreras de alta intensidad y ‘sprints’ repetidamente y las pruebas que se aplican ahora se hacen con el fin de preparar al silbato para esto; así la carrera de intervalos de 150m y los ‘sprints’ 6x40m reflejan mejor las demandas del arbitraje.

Otra prueba física

Otra prueba física llamada yo-yo test  debe ser entrenada por los árbitros pues en la mayoría de evaluaciones físicas la están exigiendo, el objetivo de ésta es medir el consumo máximo de oxígeno de manera progresiva  para analizar cómo reacciona el árbitro ante la misma. Practicar las pruebas es una excelente sesión de entrenamiento de Alta Intensidad, especialmente, si se aplican los intervalos de recuperación, como están establecidos. En estos días de descanso recuerde la importancia de la preparación para tener una condición física adecuada con el fin de afrontar la temporada 2013, sin importar cuál sea su categoría.

¿Quiénes pierden las pruebas?

El Proyecto que tiene la FIFA para los árbitros plantea exigencias que obliga a los jueces a estar en la misma condición física que un atleta, sin embargo, surge el interrogante ¿Quiénes pierden las pruebas, los preparadores físicos o los árbitros? Si el protocolo es claro, ¿Por qué no prepararse, ensayar y estar seguro que se puede superar una prueba que en todo el mundo los árbitros pasan sin problemas?

Los procedimientos

Cada vez que termina un partido y antes de la ejecución de los tiros penaltis para decidir un ganador, lo primero que debe pensar el árbitro es la forma como debe aplicar el reglamento en cuanto a “reducir o equiparar” a los equipos en contienda para que queden iguales en el momento de ejecutar los lanzamientos. A propósito de este tema ¿qué regla estipula este procedimiento? Antes de continuar con la lectura debe dar su respuesta.

Escrito por: Jose Borda

No se pueden pasar    

No quiero tratar de explicar si el término adecuado que se debe utilizar es “reducir” o “equiparar”, porque los dos son válidos, en lo que quiero hacer énfasis es que este trámite procedimental y los demás que señalan las reglas del fútbol no deben obviarse por ningún motivo; según lo indicó el presidente de los árbitros de Sudamérica el Dr. Carlos Alarcón quien se encuentra en Argentina en el Torneo Sudamericano Sub -20, “las consecuencias de no hacerlos respetar pueden ser graves. En la mayoría de casos el árbitro que incurra en esta clase de “yerros” será retirado y el partido podrá ser anulado”.

Cuando se olvidan

A un árbitro internacional en Japón le sucedió por olvido aplicar esta norma y permitió que se ejecutaran los tiros desde el punto penal y luego se dio cuenta de su error.  La FIFA lo retiró de la lista de arbitros internacionales y anuló el partido pues el reglamento de fútbol dice al respecto: “Si al finalizar el partido y antes de comenzar la ejecución de los tiros desde el punto penal un equipo tiene más jugadores que su adversario, deberá reducir su número para equiparase al de su adversario y el capitán de cada equipo deberá comunicar al árbitro el nombre y el número de cada jugador excluido”.

Sin solución reglamentaria

A raíz de lo anterior surgen los siguientes interrogantes ¿ Una vez iniciada la ejecución de los tiros desde el punto penalti se puede hacer algo?  ¿Además del error que cometen los árbitros qué se debe hacer? Con el fin de dar respuesta a estos difíciles  interrogantes,  el instructor y miembro de la Comisión de Árbitros de la FIFA, Carlos Alarcón continuó diciendo, “para este problema no hay solución reglamentaria; el árbitro debe equiparar los jugadores de ambos equipos antes del inicio de la ejecución, la equiparación debe ser en ese momento. Después no se puede hacer nada”…

Aplicarlos en su momento

… “Hay un principio muy importante, las Reglas de Juego indican los procedimientos que deben cumplir y hacer respetar los silbatos, pues su omision, puede conllevar a terminar con su carrera, por eso, estos deben atender muy bien los procedimientos si quieren realmente ser buenos árbitros. ” concluyó Alarcón. Respecto al interrogante del inicio de este articulo, ese procedimiento no está incluido en ninguna ley, incluso tampoco se encuentra en el apartado “Interpretación a la Reglas de juego y directrices para árbitros”, se ubica en los procedimientos estipulados en la ejecución de tiros desde el punto penalti para definir el ganador de un partido o eliminatoria páginas 54 a 56 del reglamento 2012/13. Apuesto a que acertó…