Arbitros 1977-78.

Apreciables amigos del arbitraje, hoy recordaremos una lista de árbitros del futbol mexicano y que corresponde al torneo de 1977 – 78.  Bajo la presidencia de la Comisión de Árbitros del fallecido Javier Arriaga Muñiz y que entre sus colaboradores se encontraban entre otros: Jesús Sánchez ya fallecido y Jorge Dubernard también ya fallecido y como instructores los señores Rafael Valenzuela (exárbitro internacional desde 1944 a 1966) y el peruano que aún vive Arturo Máximo Yamasaki, que influían enormemente para las designaciones semanales, estos fueron los silbantes que tuvieron a su cargo todos los partidos del referido campeonato ligero:

Nombre

Fecha Nac

Liga

Liguilla

Total

Abel Aguilar Eizalde

05.08.1929

6

0

6

Manuel   Ceja Ochoa (NL)

00.00.0000

13

0

13

Julián   Cícero Cícero

00.00.1935

13

0

13

Domingo   de la Mora García (F)

24.07.1931

20

0

20

Marco   Antonio Dorantes García (F)

14.04.1936

17

(d-1)    2

20

Alfonso González Archundia (F)

14.06.1934

21

2

23

Oscar   Junco Anítua

00.00.1937

6

0

6

Jorge   Alberto Leanza Sansone (Arg)

29.12.1942

21

2

23

Enrique Levet Marín (Ver)

00.00.0000

12

0

12

Miguel Angel López Lozano (Gto)

00.00.0000

15

0

15

Antonio   Márquez Ramírez (F)

22.05.1934

20

0

20

Héctor Medina López

00.00.0000

11

0

11

Enrique   Mendoza Guillén (F)

07.11.1933

22

(d-1)    2

25

José   de Jesús Mercado Gutiérrez (Jal)

00.00.0000

17

2

19

Patricio   Molina Colomé

00.00.0000

13

0

13

Jorge   Alberto Narváez Escobar (F)

01.01.1934

20

0

20

Javier   Orozco Avila (Jal)

00.00.1934

3

0

3

Marcel   Pérez Guevara

25.02.1939

21

2

23

Fermín   Ramírez Zermeño

08.10.1940

21

0

21

Armando Rivera Lara

00.00.0000

2

0

2

Mario   Lamberto Rubio Vázquez (F)

28.11.1936

22

2

24

Rubén   Solís Celada

00.00.1937

16

0

16

Angel Suárez Martínez (Esp) (Jal)

28.06.1939

15

0

15

Joaquín   Santiago Urrea Reyes

26.11.1942

17

0

17

 Veinticuatro elementos de ellos siete figuraban en la lista de árbitros internacionales y que se detallan con una (F), los que aparecen marcados con rojo culminaban su carrera en el máximo circuito y los que se señalan con verde debutaban en el balompié estelar, veamos que fue de su participación en aquel entonces:

Abel Aguilar dijo adios despues de un retorno en 1973 cuando un año antes colgó el silbato por problemas con Jesús Sánchez, el orizabeño tiene la honrosa distinción de ser el primer silbante mexicano en pitar en una Copa del Mundo (1970 – Alemania Federal vs. Perú, en León), también tiene unos juegos olímpicos que se celebraron en México en 1968. Se dice que se retiro en forma definitiva al no ser tomado en cuanta para volver a ser internacional. Manuel Ceja Ochoa de la Delegación de Nuevo León, llegó solamente a ser parte del elenco estelar por su compadrazgo con Yamasaki, pero nunca demostró virtudes. Julián Cícero que se dedicaba a la distribución de huevo y que como árbitro tampoco destello, ya murió . Domingo de la Mora que estaba enlistado como FIFA, gran exjugador defensivo en el Necaxa, este silbante jalisquillo radicado en el D. F. estaba entre los mas conspicuos y su personalidad era una garantía dentro de las canchas. Marco Antonio Dorantes que en el 2012 falleció, llego a ser el mejor silbante de México, por ende estuvo en dos torneos olímpicos en donde dejo muy en alto el arbitraje mexicano, siempre ocupo lugares importantes. Alfonso González Archundia que en su vida particular se desempeñaba como Ingeniero dentro de PEMEX, bajito y con gran parecido a un comediante de su época por lo que le apodaban “Pomponio”, excelente árbitro internacional que lo llevó a dos Copa del Mundo (1974 y 1978) en la primera llego a la gran final como juez asistente y donde estuvo GIGANTE, esta fue su última campaña. Oscar Junco estuvo porque estuvo y nada mas. Jorge Alberto Leanza de origen argentino y naturalizado mexicano su excelente personalidad le llevó a grandes sitios, desafortunadamente una mala acción le costo el retiro, su muerte en 1991 nunca aclaro lo de su participación en partidos arreglados. Otro veracruzano Enrique Levet hacia su aparición con buenas perspectivas. Miguel Angel López de Guanajuato con irregulares actuaciones se mantenía en el circuito. Antonio R. Márquez también tapatío pero asentado en el D. F. y ya con la categoría de internacional estaba en plenitud de facultades y por ello dentro de lo mejor que años despues lo llevaría a una Copa del Mundo (1986) y a una Olimpiada (1984). Héctor Medina otro silbante que ni fu ni fa. Nuevamente otro tapatío, Enrique Mendoza Guillén a quien se le conocía como la calambrina por aquello de que corría como calambres, un excelente pero excelente juez que lo llevo a ser internacional y siempre se mantuvo entre los grandes. Jesús Mercado, el buen Chuy que radica en Guadalajara que empezó su carrera a tambor batiente y que se pensaba llegaría lejos, pero luego vino a la baja y se conformo con ser uno mas. Patricio Molina uno de los ahijados de Yamasaki que inició fuerte, pero su ego lo llevo pronto al retiró. Jorge Alberto Narváez ya fallecido y que hasta hoy día me sigo preguntando ¿por qué duro tanto en el arbitraje?, fue internacional y en el extranjero siempre fue bien catalogado, pero en México su calidad fue discutida. Otro jalisquillo, Javier Orozco que a pesar de no ser un virtuoso con la ocarina se mantuvo bastantes años, tiene algo peculiar, fue internacional por seis meses en 1983. Marcel Pérez Guevara que nació en Oaxaca y que con su virtud sencilla y amable logro consolidarse como uno de los mejores árbitros mexicanos, obtuvo la categoría de internacional y que en su retiro fue llamado apara ocupar la presidencia de la Comisión de Árbitros. Fermín Ramírez Zermeño, su actividad como alto ejecutivo bancario le valió llegar a grandes alturas dentro del mundo de la ocarina, solo que su prepotencia siempre le mermo de llegar a ser un magnifico juez, huella de ello fue su participación en el Mundial Juvenil celebrado en México (1983), sin embargo se sostuvo mucho tiempo entre lo mejor. Armando Rivera duro poco y en esta temporada dejo de figurar en la Primera, la razón es simple, no tuvo los tamaños. Mario Rubio que ya para entonces era internacional y que sus trabajos garantizaban buen espectáculo, su categoría aunque un poco presumida le llevo al Mundial en 1982 en donde fue considerado el mejor árbitro del torneo. Rubén Solís Celada que se mantuvo buen tiempo en el balompié estelar, pero que de ninguna manera fue primordial, su sencillez le llevo casi siempre a buen termino en sus partidos.  Angel Suárez de nacionalidad española y radicado en Guadalajara, vino como jugador del Oro y se hizo árbitro en suelo mexicano, pudo convertirse en un excelente silbante, pero también se le subió los humos y prontamente se retiro. Y por último Joaquín Urrea, chaparrito pero con unos huev…. que le permitieron consolidarse dentro del argot de silbantes, aunque su calidad siempre estaba en discusión y en la polémica.

 Así hemos llegado al termino de este recuento, a todos los conocí y trate, les vi de cerca sus virtudes y también sus defectos. Con todos tuve una excelente amistad y en las canchas siempre les advertí a tiempo lo que no era correcto y les aplaudí todo lo bueno que aportaban. A muchos les realice una estadística de sus actuaciones en partidos cruciales y nunca me lo reprocharon aunque estas eran a veces muy drásticas.

 Nos vemos en la próxima, con un tema candente y lleno de polémica.

Dejar un comentario